Vía Augusta 281-285, 4ª Planta – Barcelona 08017 – Teléfono 93 212 37 43

institutoserrate
SLIDE

Unidad de Andrología

La Fertilidad Másculina

La infertilidad  humana es motivo de preocupación en los organismos oficiales como la OMS (Organización mundial de la Salud) y gubernamentales.
La sociedad está envejeciendo y no se reproduce de forma gradual, siendo la infertilidad uno de los  factores inductores de dicha situación mundial.
En estos últimos 20 años se ha observado un deterioro paulatino de la calidad seminal, sobre todo en las sociedades industrializadas  que redunda en la capacidad de las parejas en reproducirse.
La infertilidad masculina representa el 50% de las causas de infertilidad de pareja, siendo el 30% la única causa de la misma.
La infertilidad masculina es multifactorial y requiere de su diagnostico ya que, en muchos casos, el tratamiento  es eficaz para conseguir un embarazo por vía natural.
El estudio de la infertilidad masculina se lleva a cabo por el andrólogo y es aconsejable ante una sospecha de trastornos de la fertilidad  o bien ante una infertilidad de pareja ya confirmada. Con ello llevamos a cabo el diagnostico o causas inductoras del proceso de infertilidad de tal forma que se pueda  asesorar al paciente y su pareja cual es el pronóstico y tratamiento a llevar a cabo para conseguir una gestación.

Disfunción Eréctil

La impotencia se define como la incapacidad persistente para mantener una rigidez peneana suficiente que permita realizar una actividad sexual satisfactoria. Cuando hablamos de impotencia no nos referimos al deseo sexual ni a la falta de placer en el orgasmo en la relación, sino que solo nos referimos a la rigidez del pene.

La disfunción eréctil puede ser debido a causas psicógenas o bien orgánicas pero en la mayoría de casos se produce un factor mixto ya que hay que tener en cuenta siempre el componente de ansiedad que produce el fracaso de la función sexual. Ello viene producido por la “ansiedad anticipatoria” en la que el paciente con fallos de erección previo presenta un grado de ansiedad psicogénica por miedo al fracaso.

Sin embargo, en el 60% de pacientes afectos de disfunción eréctil el inductor es orgánico. En el 30% la causa es puramente psicógena y existe aún un 10% de pacientes en que el factor que predomina es dudoso.
Las principales causas orgánicas son:

Diagnóstico

La evaluación diagnóstica es la base para el éxito en el tratamiento de la disfunción eréctil.
Es muy importante llevar a cabo una historia clínica general básico y de medicina sexual específica en la que se debe incidir sobre;

 La exploración física debe ser general y especifica genital ya que podemos detectar alteraciones morfológicas como zonas de fibrosis en los cuerpos cavernosos, fimosis o bien presencia de glándula mamaria con lo que debería descartarse una hiperprolactinemia.
A la analítica general siempre debe añadirse la determinación de testosterona para descartar un síndrome de déficit de testosterona.

TRATAMIENTOS:

En la actualidad, existen diferentes alternativas terapéuticas eficaces individualizadas para cada caso, con un elevado nivel de eficacia y satisfacción de ambos miembros de la pareja.
En la patología sexual, al igual que en otros trastornos de la salud debemos llevar a cabo el consejo de hábitos de vida y reeducación del paciente y su pareja.
Entre ellos cabe destacar eliminar aquellos factores de riesgo tales como:

Psicológico

Se intenta reducir la ansiedad o el miedo a fallar que el paciente tiene en el desarrollo de la relación sexual. En tales situaciones el cerebro puede inhibir la respuesta fisiológica, es decir, la rigidez peneana y la consiguiente posibilidad de penetración. Mediante métodos programados de reeducación del comportamiento sexual, se debe intentar que el varón se comprenda a si mismo, así como sus actitudes y aprenda a sacar partido de sus posibilidades.

Médico

La testosterona, hormona masculina que debe ser recetada solo cuando los niveles en la sangre hayan disminuido significativamente, es uno de los fármacos con mayor nivel de eficiencia. Sin embargo, los fármacos por excelencia, son los inhibidores de la PDE-5. El Sindenafilo o Viagra, que es capaz de provocar una erección ante estímulos eróticos de forma natural. Su efectividad es elevada y sus complicaciones son escasas, siempre que su administración esté bajo control médico. El especialista debe definir la dosis óptima para cada paciente y no debe ser administrada en aquellos hombres que tomen medicamentos con nitratos o que padecen cardiopatías graves, debido a las bajadas peligrosas de la presión sanguínea que puede provocar el uso del Sindenafilo. Otros fármacos disponibles son el tadalafilo (Cialis) o Vardenafilo (Levitra).
Otras alternativas cuando falla la pastilla son las inyecciones intracavernosas de sustancias vasoactivas y los aparatos de vacío o succión que hacen que la sangre entre en el pene y propicie la erección. La cirugía es una solución efectiva, pero queda como última indicación cuando los demás tratamientos han fracasado.

Quirúrgico

Las prótesis hidráulicas están especialmente indicadas para hombres que han probado otros tratamientos sin éxito. Es una solución eficaz y satisfactoria. La cirugía consiste en colocar unos cilindros dentro de los cuerpos cavernosos que dan rigidez y tamaño al pene.  Las prótesis permiten conseguir una erección prolongada en el momento que el paciente lo desee.

pedir horamapa enlacesnoticias Web Médica Acreditada. Ver más información